sábado, 19 de abril de 2014

'Cuestión de tiempo'

 


  Nos perdemos en el tiempo, que viene y va, que pasa ante nuestros ojos, dejando mella en cuerpo y alma, cicatrices que lucimos con orgullo y sonrisa u ocultamos tras la marea en el último rincón de la bodega. El tiempo fluye, no se detiene, no vuelve. Siempre quisimos regresar a ese momento en que hubiésemos hecho las cosas de diferente manera, pero nada de lo vivido hasta ahora estaría escrito en nuestro cuaderno de bitácora. Volver para fijarnos en los pequeños detalles que se nos escaparon en su momento. Y disfrutarlos. Tal vez sea ahora un buen momento para reflexionar, para pensar que el momento es este. Que en este instante podrías vivir esos detalles, sonreír cuando te moleste algo, cuando no veas el lado amable. Tal vez podríamos entregar nuestra vida sin condiciones al impagable deber de ser felices. Detener el tiempo un instante para ver nuestro alrededor, bailar la música que nos regala el mundo, acompañar nuestras palabras de luminosidad y buenas intenciones. Abrazar, besar, jugar, reír, bromear, decir 'te quiero'... sin miedo, sin complejos, sin restricciones. Amar. Amar la vida sobre todo. Todo el tiempo que nos acompaña está lleno de ocasiones que perdemos, que luego echamos de menos. Aprovéchalo. Por mucho que lo desees no va a volver. El tiempo es precioso, no lo malgastes pensando que se va a ir. Viajamos en el tiempo constantemente. 

  Este, el nuestro. 

domingo, 1 de enero de 2012

Sí, he visto las campanadas en la DOS, y qué? y escucho Radio 3... alguien da más??? nunca dije que fuese normal... pero y lo que disfruto con ello, quién me lo quita? seamos consecuentes, al final todo se reduce a esto, o debería, disfrutar, vivir, aprovechar cada instante para sonreir y ser feliz, digo yo... que no te gusta? así es la vida (lástima no haber patentado esa frase, me encanta)

viernes, 30 de diciembre de 2011

Manifiesto irreal

Busco

correr bajo la lluvia,
saltar en los bancos del parque,
nadar en la playa bajo la luna llena,
gritar durante el sexo,
tener una sobredosis de endorfinas,
reírme hasta que me duele la tripa,
bailar un tango con mi fregona,
soñar al despertar,
mirar los labios mientras me hablan,
aguantar la mirada con una sonrisa...
contigo.

No se vayan todavía, aun hay más!!!



sábado, 24 de diciembre de 2011

La vida...

La vida, siempre la vida, es bella, es divertida, es una sonrisa, es una mirada, es un instante mágico en el tiempo detenido, es levantarse cada día, es volar hacia las nubes, es abrir los brazos para recibir la lluvia, es despertarse con ese codazo que siempre quiero recibir, es el beso de buenas noches...

La vida sigue, la vida es así, la vida no se detiene y, como el so,l vuelve cada mañana para darnos ese calorcito que despereza mis músculos y mi mente. Así que sin apreciar el paréntesis abierto y cerrado que han supuesto tres años de mi vida, vividos de casi todas las maneras posibles, me reencuentro conmigo mismo en este rincón a todo ritmo en el que mis tentáculos se mueven sin cesar, sin vacilación, sin temor alguno. Vuelvo y revuelvo a esta parte de mi vida que produce el placer de un cosquilleo en mis dedos, que nunca han dejado de bailar, aunque fuese a cubierto de miradas indiscretas.

Mi vida sigue volando, sigue cantando, sigue soñando. Mi vida vuelve a penetrar en este espejo atolondrado y alocado que saca lo mejor de mí. O lo peor. O lo que sea, sorprendente, mágico, racional, exagerado, locuaz, incoherente, aburrido, audaz...

Esta vida es la que tengo, la que hay, la que me gusta. La que comparto con quien desee,
CONTIGO.


Bienvenid@s, de nuevo, a esta nueva fase lunar tentacular...


domingo, 26 de octubre de 2008

Decálogo para conquistar a un tímid@/despistad@


Ante las nuevas técnicas para ligar y enamorarse, producto de las nuevas tecnologias, una parte importante de la población interesada en encontrar el amor no acaba de adaptarse a las nuevas formas de relaccionarse que están en vigor...

Motivo que me lleva a escribir este decálogo, con pautas sencillas de seguir que garantizan un acercamiento óptimo, en el caso de que te encuentres en uno de estos dos casos:

1- la persona que ocupa tus más dulces pensamientos, no se entera de que te atrae (no lo dudes...es un tímid@/depistad@)

2- no sabes cómo hacer ver a la persona de tus sueños que te sientes atraíd@ por él/ella (eres un tímid@/despistad@)

------ DECÁLOGO DEL TÍMIDO/DESPISTADO----

1º-Si tu amad@ forma parte de este amplio y selecto grupo, no emplees tácticas de acercamiento sutiles (no las entenderá)

Nada de... 'hola, cómo estás? pasaba por aquí y casualmente....te he visto antes?' Se creerá tus excusas y pensará 'que pequeño es el mundo!'

Se franco y directo, es lo que mejor funciona en estos casos...VALOR

2ª-No utilizes la amistad para ganar su confianza y conquistarle... (tampoco lo entiende) actuará con mayor reserva, para no crear confusión y perder tu amistad.. Se claro. Si no lo entiende, siempre le puedes cantar, hay una amplia variedad de canciones que exponen claramente el interés sentimental sobre otro, fáciles de interpretar.

No olvides dedicársela! si eres atrevido, dile claramente que eso es lo que te produce su cercanía... SUERTE!

3º-No utilizes bromas para decirle que te atrae (no se dará por aludido) Pensará que eres simpátic@ y divertid@ y como tienes confianza, bromeas...

Te devolverá el comentario divertido, pero creerá que sólo es una muestra de amistad. Al grano! no falla. No te desesperes si desaparece después de que se lo digas claro! sólo está reuniendo valor para hablar contigo... TEN FE

4º-Manifiesta de distintas formas y de modo constante tu interés... el tímid@/despistad@ necesita que le recuerden que te sientes atraído. Si le das cuartelillo, creerá que se te ha pasado la fiebre y se despistará... y que malinterpretó tus señales de interés y tendrás que comenzar desde el principio... PACIENCIA

5º-No esperes a que tome la inciativa... pónselo fácil. Si le interesas jamás hará voluntariamente nada que pueda molestarte (eso incluye hablarte)

Inicia la conversación y dirígela, marca pautas, no dudes, las seguirá alegremente y agradecido de que le dediques tiempo... LIDERAZGO

6º-Se fiel a tus pricipios. Si estás interesado en él/ella, mantén la misma postura siempre, no le ignores si estás molest@, ni le hables de cómo se comportaba tu ex contigo (se desconcertará, no sabrá que esperas de él/ella. Necesita seguridad en los afectos, para lanzarse a la plaza y torear contigo... ESTABILIDAD

7º- GUIA PARA RECONOCER QUE ESTÁ INTERESADO POR TI

Hoy está simpátic@, mañana parece que te evita ¿un poquito? (empieza a darse cuenta de que tiene mariposas en el estómago) ¿hambre o amor? dale tiempo para que descubra si tiene que ir a comer o declararse... COMPRENSIÓN

8º-Es cordial, correcto y le gusta intentar complacerte y agradarte sin que se lo pidas, (ya ha descubierto que no era hambre lo que sentía, Hurra!)

Agradéceselo, dile cuánto valoras su ayuda (aunque no la necesites o realmente no te ayude) eso le hará inmensamente feliz!... MOTIVACION

9º-Se queda callado en mitad de una conversación, es reacio a hablar contigo, empieza a distanciarse de ti... aunque te sigue buscando (pánico, desea huir en dirección contraria)

Has triunfado! no sabe cómo actuar contigo, ya es plenamente consciente de que ocupas su cabecita. No desesperes, dile qué quieres que haga a continuación, cómo te gustaría que avanzase. Lo meditará, reunira el valor y lo hará... CONQUISTA

10º-Al margen de todo lo demás, no esperes que él/ella lo entienda todo, ni siguiendo estos pasos. Hay casos que requieren medidas excepcionales por el grado alcanzado de timidez, pero ten en cuenta que el ingrediente principal es que se lo pongas fácil y seas claro y directo. Ganarás un cálido y leal afecto, con suerte más, que no olvidarás. Las palabras claves son:

VALOR FE PACIENCIA SUERTE LIDERAZGO ESTABILIDAD COMPRENSIÓN MOTIVACIÓN Y CONQUISTA, cualidades que cualquiera puede desarrollar... ¿no pedimos mucho, verdad?

Este decálogo tiene como objetivo principal

hacer un llamamiento a todos los Timid@s/despistad@s,

para que sepan que no están solos, somos más...

y aquellos interesados en nosotros como pareja potencial,

tengan una guía práctica para tratar con nosotros,

estamos abiertos a nuevas ideas y comentarios

sobre nuestra condición de despiste crónico en la conquista sentimental...


asun...luís


miércoles, 24 de septiembre de 2008

A las 12, sin más...



Me siento en un café. Aparco mi casco en una silla junto a mí y observo a la gente. Es una terraza céntrica, llena de movimiento. Gente con prisa que llega tarde, gente tranquila que va de compras, gente de paseo visitando la ciudad. Todo tipo de gente a mi alrededor. Me he pedido un té y como no sé dónde tengo la cabeza, he seguido echando hasta darme cuenta que rebosaba en la taza y caía al plato. El remedio apresurado no es mejor, ya que bebo para rebajarlo y quemo mi lengua inocente, por culpa de mi mente dispersa. Se acabó mi reposo. Detrás de mí se sienta un grupo de alemanes bulliciosos. Ríen y gritan, incluso cantan. A las 12 de la mañana? Se ha puesto a llover, otra vez. Pero la gente continúa pasando. Siempre me digo que tengo que coger mi cámara para retratar todos esos personajes que circulan por este gran teatro. Tan curiosos, tan diferentes. Me gusta ver pasar la gente, imaginar sus historias cotidianas, dónde van, qué piensan, por qué se han puesto hoy ese vestido...La mañana pasa ante mis ojos y sigo sin hacer nada. Pediré otro té, aún me quema la lengua. Sobre mi libreta garabateo estas rápidas y deformes palabras, con letra rápida, pequeña y prácticamente ilegible. Qué tiene de especial el día de hoy para que lo escriba? nada. Tal vez por eso lo haga. No quiero que pase nada especial. Quiero ver que pasan los días, sin más, con tranquilidad y relajo. Si no fuera por los alemanes... Menos mal que a veces ni los oigo, inmerso en mis pensamientos.


Un problema agita el móvil de aquel hombre en un balcón. Una escayola pasea despacio a la mujer del pelo rojo con muleta. Dos chubasqueros de plástico andantes deslumbran fosforitos. Unos ricitos de oro pugnan con su padre por salir corriendo entre sollozos. Un pobre 'croasán' relleno es devorado ferozmente en inglés.


Llevo 3 horas sin sonreír. Sólo de pensarlo brota en mi boca una de ellas, pequeña y coqueta.


He de volver a casa. Y sigue lloviendo. Tal vez la lluvia y el viento arranquen de mí algo de mi suciedad, dejándola tras de mí, esparcida en la carretera. Quiero llegar a casa, otra vez con la sonrisa puesta.

lunes, 1 de septiembre de 2008

Chás y aparezco aquí al lado...



A ver, qué está pasando aquí?




os dejo un momento a solas...




y os vais de vacaciones?








Qué bien habéis hecho...




porque si os hubieseis quedado,




mi mundo se os hubiese desplomado encima.




Es lo que tienen las reformas,




nunca sabes cómo acabarán,




ni , por su puesto, cuándo...








Pero es un nuevo día...




y necesito volver a correr.




Hoy pongo mis tentáculos en marcha.




Miro delante y veo el camino...




tomo aire, aprieto mis músculos...




y allá voy,




que sea lo que quiera...

domingo, 20 de julio de 2008

.........

CERRADO POR...



REFORMAS ?









martes, 8 de julio de 2008

Y ahora, qué...



Camino despacio, cuidando que mis pisadas no se hundan aún más.

Algo está sucediendo, algo está cambiando. Siento un temblor bajo mis pies que asciende electrizándome hasta la coronilla. Nadie sabe lo que ocurre, pero nadie hace nada. Seguimos con nuestras vidas sin importarnos nada, aunque desapareciese el planeta seguiríamos (de)pendientes de nuestros móviles, seguiríamos acudiendo a la cita en la peluquería, seguiríamos paseando al perro por el parque, esperando, como cada día, que aquel precioso setter irlandés traiga de nuevo al final de su correa a su morena dueña. Vamos, que nos daría igual.

A cada paso que doy, el piso se reblandece, como si caminase por un mar gelatinoso. Me recuerda a mi infancia… verde… viscoso…

Al mismo tiempo tengo una sensación de mareo que converge en la zona baja de mi vientre. Espero que sea por que ahí está mi centro de gravedad, ya que siento como si mi cuerpo girase como una peonza. Pero no me muevo.

Por momentos, el cielo ha cambiado de color. De hecho, ha pasado del azul al verde en un instante. Más tarde se ha vuelto morado con pinceladas rojizas, hasta que ha terminado siendo un collage amarillento de nubes deformes y turbulentas. Aquella parece un gato… qué majo!

Está sucediendo, ahora sí. Veo figuras desfigurándose al ritmo de una cantante de jazz. Pero qué está pasando. Un pajarillo se posa en mi hombro y me dice que él nunca se escaparía, mientras sus plumas vuelan sin él.


El suelo se está abriendo…
Y todos giramos alrededor…
Nos absorbe…
Alguien ha tirado de la cadena. Mierdaaaaaaaaaaaaaaa…



Está todo oscuro… no sé dónde estoy… si voy o vengo… ya sabía yo que el maldito experimento con el agujero negro no podía traer nada bueno. Tanto acelerador de protones ni leches en vinagre. Podía haber hecho uno del tamaño de un parchís, por ejemplo. No, tenían que usar uno bien grande, de 30km de perímetro. Para recrear el Big Ban… y no les servía el Big Ben?
Pero… y ahora qué? Estamos de viaje? Estamos muertos? Estamos atrapados? Coño, allí están mis vecinos de enfrente. Joder, qué suerte tengo…





(continuará… o no… o yo qué sé)

sábado, 5 de julio de 2008

Me voy de colores


Me estoy haciendo la 'tentacura'. Sí, sí, como la manicura o la pedicura que hacéis los humanos. Tengo que arreglarme los tenta-culos, (como alguien los llamó y me parece que se van a quedar así, jeje) porque esta noche hay que lucirlos. Y me los voy a pintar de colores. A que no sabéis cuales? pues sí, los del arco iris. Qué le vamos a hacer.

Me gustan las calamarcitas, vale, y es que menean sus ventosas que es un primor, haciendo suaves olitas mientras nadan. Ains, qué calor! Pero cuando veo a toda esa gente subida en sus carrozas, bailando, disfrutando, riendo y pasándolo en grande, que me entra un no sé qué, que qué sé yo... vamos, que me apunto a un bombardeo (bombardeo de confeti de colores, claro)

Y es que veo a la gente tan feliz y tan 'orgullosa'... qué bien hacen! Sé de alguna que aún duda si unirse al 'fregao' en cuestión, vaya tela, jeje.

Bueno, la cuestión era que cualquier día debería ser bueno para celebraciones de esta clase, y no una semana al año (aunque se lo montan mejor que la mayoría, que sólo tienen un día)

La cuestión es que, como digo siempre, a ver si podemos ser un poco más felices, coño! todos los días del año! sea por lo que sea!
Eso.

Por cierto, me han dicho que se acaba el mundo el lunes (no sé qué de un experimento con un agujero negro)
Qué le vamos a hacer...

lunes, 30 de junio de 2008

No sé que más decir...




... igual es porque me duele la garganta de gritar.

martes, 24 de junio de 2008

Tras una sonrisa

Me despierto a las cinco de la mañana, agitado, sudando. Grandes gotas de sudor descienden desde mi graso pelo alborotado hasta mi barba de tres días. Sin encender la luz me incorporo y me siento al borde de mi cama. Está fría. Hace frío, pero la calefacción está al máximo. Entonces, ¿por qué?
He tenido un sueño, más bien ha sido una pesadilla. Un largo y afilado camino azul lo cortaba en dos mitades. Un verde trigal a un lado; al otro, agua amarilla rebosando un lago helado. Y en el centro, en mitad del camino, un cactus rojo alejándose poco a poco, en la distancia. Sin embargo, cada vez más grande, crece y crece hasta que todo lo que puedo ver es rojo. Un cactus rojo.

Me levanto y me dirijo al cuarto de baño. Cruzo la puerta y un escalofrío eriza mi ya de por sí excitado cuerpo. No sé qué es lo que pasa, pero no está bien. Abro el grifo, agua fría, y me lavo la cara. Entonces, al mirarme al espejo, me doy cuenta. Ya no está. La he perdido.
Salgo corriendo hacia el dormitorio, mi sospecha se convierte en velada realidad. Busco por toda la casa, la cocina, la terraza, la despensa, incluso debajo de la cama. Nada. ¿Dónde habrá ido? ¿Cuándo lo habrá hecho? ¿Por qué? Estoy seguro que anoche me acosté con ella. ¿Cómo ha podido? No me lo explico. ¿Acaso estaba mal conmigo? No sé qué hacer. No soy nada sin ella. Tengo que salir a buscarla. A la calle. Sin ella.

Sin pensarlo más, me visto. Me calzo mis grandes zapatos rojos. Están sucios y gastados. Saco del armario la gabardina marrón. Creo que es la más apropiada, no lo sé. Mientras me la pongo echo el último vistazo. Tal vez...

El aire de la mañana, en exceso frío, tiene su primer contacto en mi nariz desprotegida. Por un momento he pensado regresar. Me resulta extraño salir sin ella. Parece exagerado, pero me siento desnudo.

Camino deprisa. Tengo que ser rápido. Si alguien la viera sola, indefensa, podría intentar aprovecharse. Ella es tan dulce. Es muy simpática, se lleva bien con todo el mundo y se iría con cualquiera que fuese un poco amable. Siempre parece feliz y contagia su risa fácil. Solo con su presencia sonríes y al instante te introduces en su mundo. Tus odios y desvelos se convierten en humos de colores estridentes. Lleva consigo un mundo de flores y estrellas.
Pensando pensamientos desvío mi atención de la tarea que me ocupa. No me doy cuenta que transito calles vacías que no parecen tener salida. Son oscuras, negras, sucias, malolientes. No es por aquí.

Puede que se haya cansado de mí. Alguien vulgar como yo no ofrece mucho
. Mirando a mi alrededor, ahora, veo toda clase de gente. Estoy parado en un semáforo del centro de la ciudad. Observo a las personas que vienen y van, a las que piensan, las que discuten, las que se besan, las que llegan tarde. ¿Y por qué iba a estar conmigo? Tal vez esté mejor con uno más fuerte, o más alto, más importante, más poderoso, o más famoso. Veo pasar un autobús municipal con un cartel anunciando la última película del actor de moda. Una gran cara donde no importa lo demás. Podría ser él.


Me siento a descansar. Un alto en mi infructuosa búsqueda. El pedestal de la estatua de un emperador romano sirve para mi sollozo. Sé que no soy gran cosa, nada especial. No he conquistado imperios. Por la calle ni siquiera se fijan en mí. No saben que existo, me ignoran. Pero cuando está ella todo es diferente. Nos miran, nos sonríen, nos señalan. A veces, nos hacen fotos.

Entro en un oscuro bar de barrio. Un presidente cualquiera habla de la
próxima guerra en las noticias. Necesito beber. Pienso en ella. Con ella nada me importa. Sin ella la tristeza me consume. Me agarra del cuello y aprieta. Me corta las venas. Me invita a una jarra de ‘valium 100’. Me empuja desde la ventana y solo quiero ser Ícaro. Me bebo mi jarra de cera recalentada de un trago.

Llevo todo el día buscándola. Mi reloj de arenas movedizas gira sin piedad. Un desierto inundado de impotencia. Puede que ellos también la quieran, la deseen, la necesiten. Puede ser. Todo el mundo quiere en su vida un toque de color. Y ella lo da ¡vaya que si lo da! No, no es posible. Sólo quieren usarla para engañar a los demás. Sólo les servirá de cara al público. Favoreciendo su imagen. Una vez en casa no le harían el menor caso. Estoy seguro. Ellos son así. Pero yo no. Puede que esté loco, pero yo no soy así. Ella es parte de mí. Siempre ha estado ahí. Me ha ayudado en los momentos más difíciles. Nunca se ha quejado, ni siquiera cuando le hice aquel retrato que tanto me costó. Estaba aprendiendo a dibujar y tardé horas y horas. Pero nos reímos mucho. Siempre allí.

Paso delante de un escaparate con las rebajas. Lo que yo veo es mi imagen reflejada. Sólo eso. Sólo la mía. Mi cara parece distinta. Está pálidamente oscura, cadavérica también. Mis ojos se hunden en profundos abismos de melancolía. Mis lágrimas... ¡Pero qué hago! No puedo seguir en este lastimoso trance fisionómico. Tengo que volver a casa. Quizás aparezca. Quizás esté allí, esperándome. O tal vez no se haya ido nunca. Tal vez todo sea un sueño, un mal sueño, un sueño rojo.

Las farolas iluminan mi andar cansino. Regreso a casa con mi engañada esperanza. Atrás dejo la fría noche. ¿Y qué me espera ahora? El largo corredor que conduce a mi puerta
me resulta angosto y espinado. Veo grietas que amenazan mi patético deambular. Abro la puerta. Un viento frío, siempre, atraviesa el salón para explotar en una ventana. ¿He dejado la puerta abierta, o...? Una chispa requiebra mi recién adquirida penumbra. Sin darme cuenta dirijo la mirada al cuadro de la esquina. Es su “retrato” y despide un extraño... calor.

Me aproximo atraído por la incandescente situación. Rojos destellos hirientes alcanzan mis pupilas. Las primeras lágrimas sofocan mi exaltación, porque está allí. Inmóvil, impasible. No me mira, ni me habla. No hace falta. Una leve caricia hierve mi sangre. Muy lentamente nos unimos de nuevo. Parece tanto tiempo. La calma va regresando. Me siento reír, me siento aire. Apenas me oprime. Salgo a la terraza. Ahora sí puedo respirar. Hasta mí se acercan las fragancias de las flores de colores del parque. Tras ella siento vivir. No volveré a descuidarme. Te guardaré en un lugar especial. Si hace falta te limpiaré todos los días y te sacaré brillo hasta que deslumbres al sol. También te cambiaré la gomita cada mes. Qué digo, cada semana. Viviré pendiente de ti. No dejaré que los niños te estrujen y te lancen como a una pelota. No lo eres. Pareces pero eres algo más. Eres mi compañera y mi luz. Eres mi alegría y mi esperanza. Eres mi vida sonriendo. Eres mi nariz roja de payaso.





viernes, 6 de junio de 2008

Cortando el viento



Cierto día, hace mucho tiempo, encontró una manera nueva de 'volar' por la vida. La encontró junto a la mochila, en el destartalado desván del último piso. Recordó cómo, en su niñez, lo había visto hacer muchas veces. Inclusó lo intentó, pensó con su media sonrisa. 'Bueno, parece que ha llegado el momento de hacerlo de nuevo', se dijo. Y salió de allí con la mochila llena.



Entonces volvió a sentir aquella aceleración e inseguridad infantil que descarga emociones compulsivas. Sentía golpear su cara, sentía aprensión en los pies, empujones en su espalda. 'Navegaba' a la deriva. Pero tenía que seguir. Un poco. Un poco más. Y así era un poco más feliz. A partir de ahora montaría sobre sus ruedas cada día. Siempre le había gustado patinar.

lunes, 2 de junio de 2008

Yo, conmigo... y mis amigos

Bueno, pues ya está aquí!!!!!
Hoy es mi cumple.
Uno más o uno menos?
Da igual, sigo aquí.
Y ya que estoy, disfrutaré del momento.
Quieres venir conmigo?
Un poco de música...
ganas de reir...
La primera ronda la pago yo.
A mi SALUD!!!

domingo, 1 de junio de 2008

De paseo por ahí

Sé de uno que vive como un marqués (ahora mismo está durmiendo a pierna suelta) Su única preocupación es que cada día tenga la comida servida. Y poco más. Y si no... protesta. En realidad protesta por casi todo. Si no tiene la comida servida, protesta. Si no tiene su baño limpio, protesta. Si le haces o le dices cualquier cosa, protesta. Si quiere salir a la terraza, protesta. Si llegas tarde a casa, protesta. Vamos, que es un protestón. Pero en el fondo es buen chico. Un buen 'gato', más bien. Protestón y cansino como el que más. Encima me paso el día recogiendo pelo de toda la casa (ay, es persa, qué bonito... grrrr) Pero, bueno, nos soportamos, jeje. El caso es que no hace nada en todo el día. Qué estrés.


A veces reclamo sus servicios. Ya que soy yo el que le hace todo siempre, a veces me aprovecho un poco de él. El otro día, sin ir más lejos, le mandé a unos recados y se portó como un campeón. Se fue a ver a Susana y a hacer unos amiguitos en su fauna real. Así se relaciona un poco. Y, mira por dónde, me trajo un regalito. No era suyo, si no de Susana. Pero me hizo mucha ilusión también y me alegró el día. Y él, todo feliz, con su mochilita llena (vaya, parezco un poco explotador, jeje) Le dí unas rodajas de choped y jamón york y tan contento.



Otro día se me escapó. Y yo preocupándome por él, que estaba estupéndamente de excursión. Cuando vino, otra vez con la mochilita llena, me contó que se había cogido una moto y se había ido a una concentración motera. Qué tío. Y sin avisarme. Me dijo que se encontró con 2 locas muy simpáticas, que se le llevaron a dar una vuelta. Rodaron juntos unos días, contándose sus cositas y pasándolo bien. Resultó que le dieron un regalito para mí, para que no me sintiese solo, ya que no estaba allí. Les doy mil gracias y espero poder quemar unos kms con ellas (o como ellas)



Luego, mi gato me dijo que les había cogido unos regalitos más, porque tenían un montón para repartir. Y este, que es muy cuco, llenó la mochilita muy sigilósamente. Lo siento, chicas, pero los guardo con mucho cariño.


Ahora está durmiendo (sigue) porque dice que está cansado. Lo que le pasa es que es un 'perro', jeje, todo el día perreando. El caso es que me lo está pegando (todo lo malo se pega, jeje) Y como estoy mu'perrrrrrroo, voy a ser un poco malo. Me voy a quedar durmiendo to'tirado con mi gato... esperando que venga la gente a vernos. El que llegue hasta aquí y nos salude, que se coja lo que quiera, que tengo de todo (como en el rastro, jeje) Baratito, baratito. Pasen y vean.

lunes, 26 de mayo de 2008

Y yo con estos pelos...

Ayer estuve en Cannes. Sí, sí, donde los famosos. Terminaba el festival de cine y me dije, qué mejor manera de pasar el domingo. Así que me eché al mar y tentaculeando un poquito llegué hasta allí. Un paseito.


Por la mañana me fui a echar una carrerita por la playa, más concretamente por el paseo. Ese por el que se dejan ver las estrellas a pasear palmito. Y esas que nadie conoce, pero que quieren arrimarse al sol que más calienta, a ver si se les pega algo. La verdad, les sacas de la alfombra roja y tampoco es para tanto. Sin sus vestidos fantásticos, sin sandalias de diamantes, ni horas de maquillaje y peluquería, la verdad, me parecieron muy normalitos. Alquien a quien no le guste mucho el cine ni les reconocería. El caso es que me senté en una terracita o tomarme un refrigerio. Al momento se me acercó un señor muy amable. Me dijo que estaba encantado de tenerme allí y que esperaban mi llegada. A mí? pero si yo... Algo no me cuadraba. Lo primero que hice fue mirar a mi alrededor, a ver de dónde venía la broma, quién se estaba cachondeándo a mi costa, como buscando la cámara oculta. y me dio un sobre con un dardo dibujado. En él había una invitación para la gala de clausura del Festival de Cine, con mi nombre!!! Bueno, si hay que ir, pues nada, aceptaremos calamar como animal de festival.


Llegó la gran noche. Me vestí con el estupendo esmoquín que alguien me dejó encima de la cama (y es que me dieron hasta una habitación de hotel, de los buenos, claro) y me fui para allá. Obviaré el trayecto en lumisina y el estrés de la dichosa alfombra. Desde mi butaca presencié el espectáculo de la entrega de premios muy atentamente. Estas cosas no pasan muchas veces en la vida. Entonces llegó el momento. El ex-chico malo Sean Penn anunció el premio a la inspiración, el conocimiento, la creatividad y la emergente trayectoria. Y mira por donde, va y dice mi nombre. 'Esta sí que es buena -me dije- Y ahora? hay que salir ahí' Mientras la gente me miraba y aplaudía, subí al escenario. Sean me dio un abrazo y me felicitó. Llegaba el momento micrófono.

'Ains, qué emoción. No tengo nada preparado ya que no me lo esperaba -si supieran, pensé- Quiero aprovechar este momento tan feliz, ains (así, tipo Rocío Jurado), para agradecer a todos los que no me han apoyado todo este tiempo... y a los que no, también. A los que me quieren... y a los que no. A los que les gusto... y a los que no. Bla, bla, bla (todas esas cosas que dicen los pesados que hacen interminbles las galas) Y por último, quiero compartir este premio con los otros nominados, que también se lo merecen (aunque hoy he ganado yo, jeje). Con Solito, porque va despertando el 'monstruo' que lleva dentro. Con Circe, porque hace del mundo una sonrisa enorme. Con Alize, porque nunca sé dónde me va ha hacer llegar y me gustan las sorpresas. Y con Susana, porque cualquier día es bueno para intentar ser feliz, dejando atrás el lastre.'
Y me bajé. Qué más podía decir. Además, la gente ya empezaba a poner caras raras.
Así que aquí estoy, disfrutando de mi primer premio, en la soledad de mi 'casi' anonimato. Quiero creer que algo he hecho bien y esa es una buena razón para seguir corriendo por los mundos que hay por ahí. Y disfrutando de ellos y su compañia.

Gracias a todos por dejarme entrar.

domingo, 25 de mayo de 2008

Spain in diferent

viernes, 23 de mayo de 2008

Meme didirrrrrijo aa aaa aaaa usste...usste...usteeedes

Con su permiso, alteza, reina de su mundo, inicio este parlamento en el que me dispongo a relatar los hechos que nos acontecen y nos reúnen hoy aquí.
El orden del mundo, tal y como lo conocemos, se tambalea en estos momentos. Nos acechan peligros insospechados. Un ente oscuro, de cuyo nombre me guardo, se está acercando. No es como nosotros, no tiene un cuerpo con el que escudarse, una figura a la que esquivar, ni una sombra que congele nuestro pensamiento. Digamos que es, simplemente, un concepto, un estado, una forma de vida. Ha estado entre nosotros desde tiempos inmemoriales, siempre buscando su satisfacción a costa de los débiles, los sensibles, los vulnerables. Su dictado no es otro que llevarnos al caos, implantando su doctrina opaca.
Pero hemos de ser fuertes, tenemos que unirnos. No podemos dejarnos llevar. No puede importarnos nada que tenga que ver con esa ideología.
- No pueden importarnos los pensamientos oscuros que nos sumergen en la tristeza del corazón. Siempre hay una luz al final.
- No pueden importarnos las opiniones de sus acólitos, siempre pendientes de criticar nuestros actos en pos de nuestra propia desconfianza. No son ellos los que tienen que vivir nuestra vida.
- No deben importarnos los premios o bienes materiales que podamos recibir, si para ello hemos de pasar por encima de nuestros iguales.
- No os importen los momentos de fatiga en los que deseáis abandonarlo todo, porque siempre podemos seguir un poco más.
- No importa si somos débiles, pues alguien habrá que venga en nuestra ayuda.
- No me importa… la importancia de las cosas. Todo depende de lo que queramos que pesen en nuestra balanza.

A pesar de todos nuestros esfuerzos, él siempre estará ahí. Por eso hemos de confiar en su derrota. Tenemos que unirnos, sentirnos, compenetrarnos. Nuestros esfuerzos no pueden ser vanos. Lucharemos. Y para ello, amigos, estamos aquí, buscando una solución que aleje, aunque sea por el momento, la penumbra que intenta nublar nuestro futuro.
Con este propósito he de hablaros de alguien. Alguien a quien seguir, a quien confiar nuestras esperanzas. Parece un sueño imposible que una sola persona pueda hacer frente a tal enemigo. Pero es lo único que nos queda. No penséis que pueda amedrentarse por lo que es. Nadie como él. Sí, os estoy hablando del Calamar. No tiene un cuerpo que amedrente. No tiene una fuerza que imponga respeto. No son esas sus armas. Para él son otras las cosas que importan en esta hora de la verdad.
- Importa la fe en uno mismo. Creer que somos capaces de cualquier cosa lo hace posible.
- Importa la alegría de vivir, que nos hace seguir disfrutando de este, nuestro mundo.
- Importa el afán de superación, para poder llegar un poco más allá.
- Importa la risa contagiosa, esa que no podemos controlar y que sin saber cómo ni por qué, viaja de boca en boca
- Importa la amistad, que nos une sin ataduras, sin pedir nada a cambio.
- Importa lo menos importante, lo más pequeño, lo más sencillo…

Espero que estas razones nos unan en una causa común. Vencer la oscuridad.

No quiero seguir mi alegato, ya que hay muchos que tienen voz suficiente para hacerse oír. Sin haceros esperar más cedo la palabra a quienes quieran aceptar este placer. Me permito la licencia de sugerir que acepte este reto a Solito, para así descubrir de qué está hecha esa luz que nos alumbra. A Belén, porque sé que no quiere hacerlo. A Carlota, aunque creo que hace poco nos dejó sus secretos para seguir el camino, pero seguro que hay más guardados en su maleta verde. A Circe, para que su diferente manera de ver nuestra vida nos arranque esa risa imprescindible. A Géminis, que le sobra el tiempo ya que sabe aprovecharlo mejor que nadie y le ponga un poco de música al asunto. Y por último a Kiri, ya que un lindo gatito puede ablandar a cualquier ser malvado.

Sigamos luchando… para ser un poco más felices.

miércoles, 14 de mayo de 2008

Salir corriendo




Un día de estos, lo dejo. Me tienen frito. Se creeran que es fácil estar aquí, todo el día currando. Pues no, ser futbolista no es nada divertido. Aquí el glamour no se lleva. No sabéis el estrés que tengo encima. Encima me obligan a jugar cuando ellos quieren. Y si hoy no me apetece? me voy sin más? ojalá pudiera. Vienen, no te preguntan y tienes que cumplir. Como si eso fuese tan fácil. Malditas obligaciones. Esto de tener que quedar bien para que otros disfruten está feo. Por lo menos para mí. Aquí no hay nada gratificante, aunque no os lo creais. Nada de seguidor@s, nada de autógrafos, nada de campañas de publicidad millonarias. Ni siquiera me dan las gracias. Siempre aquí. Viendo las mismas caras, las mismas porterías, las mismas pelotas. Todo el día de lado a lado. Y cuando nadie nos ve, la soledad. Sí, ellos se van, pero nosotros seguimos aquí. Esperando el próximo partido, la próxima jugada, el próximo grito. Nos miramos, nos estudiamos, nos retamos. Soledad. Y mañana... vuelven. Gritan, se excitan, saltan, se enfadan, se agitan, nos zarandean, desde la distancia, intentando estar aquí, donde nosotros sufrimos. Y todo por este maldito hierro. Y un tornillo. Mi felicidad truncada por un tornillo y la tuerca que lo sujeta. Me oprime el pecho, pero nadie se da cuenta. Me estoy consumiendo. Se me va el color. Con lo poco que costaría mover las piernas.






Si no fuera porque soy un muñeco del futbolín...






sábado, 10 de mayo de 2008

Filosofía




Dice un proverbio chino:



"Si un problema tiene solución,

para qué preocuparse.







Y si no tiene solución,

para qué preocuparse"








jueves, 8 de mayo de 2008

Ale hop!!!

Busco trabajo. Qué remedio. Necesito encontrar mi sitio. Busco uno cómodo y relajante, claro. Tampoco hay que forzar, así de primeras. Uno que me permita expresarme libremente y que, además, me divierta. De otra forma no tendría sentido para mí.

Y digo yo, quién soy? qué es lo que me gusta hacer? Pensemos: pequeño... bailongo... guasón... algo cabroncete... sé hacer malabares... alguna pirueta... visto de colores... y me gusta tocar los cojones sólo por vicio.







Ya lo tengo, quiero ser
BUFÓN del Reino.








Menudo curro! Tú sales allí, dices unas tonterías, te metes con alguien (a ser posible el Rey o la Reina), pegas cuatro brincos y encima les haces felices. Se rién. Les cuentas sus miserias y se ríen. Les imitas, te mofas, les ridiculizas y se siguen riendo. Pero qué es esto? están todos locos o son tontos de verdad?


Pues no se hable más. Eso es lo que quiero. Que para eso lo estudié y lo mio me costó.




'Se ofrece BUFÓN del Reino'

'Se busca REINO en

el que hacer mis mejores trucos'

lunes, 5 de mayo de 2008

citius, altius, fortius.




- Papá, papá, qué hace ese hombre?
- Está corriendo.
- Ah.

- Papá, papá, y por qué corre?
- Porque está haciendo un relevo.
- Ah.

- Papá, papá, qué es un relevo?
- Cuando unas cuantas personas se van cambiando para hacer o llevar algo.
- Ah.

- Papá, papá, y este que lleva?
- Lleva la Antorcha Olímpica.
- Y dónde la lleva?
- A China.
- Qué lejos, no? Y por qué la lleva tan lejos?
- Porque este año hay Juegos Olímpicos allí.
- Ah.

- Papá, papá, qué son los Juegos Olímpicos?
- Cada cuatro años se reúnen en un país deportistas de todos los países para ver quién es el mejor de ellos.
- Y por qué hacen eso?
- Verás, en la Antigüedad, en tiempos de los griegos de Hércules, Aquiles o Ulises, como siempre estaban peleándose entre todos, decidieron que cada cierto tiempo pararían las guerras y se enfrentarían entre ellos de una forma más ‘civilizada’, sin espadas ni flechas.
- Pues qué aburrido.
- Sí, ya. El caso es que así sabrían quién era el mejor sin tener que matarse. Quién era el más fuerte, quién era el más rápido y quién llegaba más lejos.
- Ah.

- Papá, papá, pero ahora ya no paran las guerras, verdad?
- Pues no, hijo, no. Ahora siguen y siguen y les da igual lo que hagan.
- Entonces por qué siguen con los juegos esos?
- Bueno, ahora se supone que por los valores que representan al espíritu olímpico.
- Ah.

- Papá, papá, y por qué esa gente que va con él intentan quitarle la antorcha esa?
- Eh…, verás. Hay gente que no quiere que sean en China los Juegos, porque piensan que son malos. Que no representan ese espíritu olímpico del que tanto se presume.
- Ah.

- Oye, papá, y son tan malos los chinos?
- Bueno, tienen sus cosas, claro. Pero en todos los países cuecen habas, como decía tu abuela. La mayoría de los sitios en que se han celebrado los Juegos Olímpicos tenían algún problemilla de estos, más grandes o más pequeños. Así que es algo que no se va a poder evitar nunca.
- Ah.

- Y, entonces, qué va a pasar?
- Supongo que irán a China, correrán, lucharán, saltarán, competirán y se medirán los unos contra los otros. Lo normal.
- Y seguirán sus problemas?
- Me parece que sí.
- Pues vaya.
- Sí, hijo. Todos seguimos con nuestros problemas a cuestas.

- Papá, papá, me compras un helado?
- Venga, uno bien grande. Cuál prefieres?
- Ese, el del cucurucho, el que se parece a la antorcha olímpica.









Pd: algunos ejemplos...








Berlín 1936, bajo la mirada del nazismo.






México 1968, el 'black power' reivindicó los derechos de los afroamericanos




Munich 1972, bandera a media asta por la muerte de 11 atletas israelíes por el grupo palestino 'septiembre negro'






Sidney 2000, Cathy Freeman portando la bandera de la minoría aborigen






historia de los boicot a los juegos olímpicos


jueves, 1 de mayo de 2008

Carrera en la carretera

En una carretera perdida, un grupo de amigos, en fila india, persigue un sueño. Un deseo que quieren convertir en un fin. El de su propia vida.

- 'Vamos, chicos, hay que darse prisa'
- 'No puedo más, llevamos horas rodando'
- 'Sí, no sé cuantos kms llevamos ya'
- 'Y esta carretera quema de lo lindo, me estoy deshaciendo'
- 'Venga, esto no es nada comparado con el baño a 200º que nos han dado'
- 'Eso es cierto'
- 'Mirad! un charco ahí en medio. Podremos refrescarnos'
- 'Pero es amarillo'
- 'Fantástico, es mayonesa!'
- 'Mayonesa! rápido, revolquémonos entonces un rato'
- 'Está bien, pero que sea rápido. Debemos seguir'
- 'Danos un respiro'
- 'No podemos perder el rastro. Ese maldito panecillo no nos esperará para siempre'
- 'Estamos muy cerca. Puedo olerlo. En seguida lo pillaremos'

Rápidamente, van pasando uno a uno por el refrescante tacto de la mayonesa, impregnándose de la suave textura que ahora penetra por sus poros. La carrera continúa sin apenas pausa, tragando km tras km.

- 'Eh, qué es aquello de allí?'
- 'Es el panecillo'
- 'Le estamos ganando terreno. Casi es nuestro'
- 'Está justo debajo de esa nube roja que parece acercarse a nosotros rápidamente'
- 'Qué puede ser? es demasiado roja y aún no se pone el sol'
- 'Pero... ya está sobre nosotros. Cómo ha podido...?
- 'Ahora parece que llueve. Es... lluvia roja!'
- 'Es algo viscosa'
- 'Siento un ligero picorcillo'
- 'A mí me está entrando la risa, jeje, es como si me hicieran cosquillas'
- 'No os entretengáis, cada vez estamos más cerca. Un último esfuerzo'
- 'Está ahí, cerca, muy cerca'
- 'Rodad más fuerte!'
- 'Ah'
- 'Ooohh'
- 'Uufff'
- 'Lo tengo, ayudadme'
- 'Saltemos sobre él'
- 'Todos a una'

Tras una pequeña lucha, nuestros protagonistas consiguen asaltar al panecillo, que resignado, se rinde ante su destino.

- 'Amigos, estoy muy satisfecho. Hemos conseguido nuestro objetivo. Estamos al final de nuestro camino. Ha sido duro, pero tenemos que ser conscientes de que hemos nacido para esto. Ahora estamos preparados.'



- 'Y ahora decidme: qué somos?'

- 'CALAMARES'

- 'Y qué queremos ser?'

- 'UN BOCADILLO DE CALAMARES'

- 'Y qué somos ahora?'

- 'UN BOCADILLO DE CALAMARES BRAVOS'

- 'Con su mayonesa y su salsa picante'

- 'SÍ, CALAMARES BRAVOS'

- 'Gracias a todos. Ha sido un honor para mí correr esa carretera con vosotros.'







Para Circe.

Gracias a Solito por alumbrarme.

lunes, 28 de abril de 2008

La última cena



Mierda, qué está pasando? Esto es muy chungo. Se está complicando la cosa. Analicemos: F está tosiendo como un tuberculoso. Joder, no para. Lleva ya 5 minutos seguidos y suena verdaderamente mal. Una tos ronca de esas que parece que en cualquier momento va a echar por la boca un trozo de hígado o de pulmón o yo qué sé. P no para de reírse, balanceándose de un lado para otro, repitiendo sin parar que estamos todos fatal. Menos ella, claro. Pero se le está quedando cara de ‘joker’. Tiene un ataque de risa histérica incontrolada. Se le va a desencajar la mandíbula. Dónde se ha metido Y? hace rato que no la veo. Ah, sí, se fue al baño. A vomitar? Algo le habrá sentado mal. Creo que ha dicho antes que el postre estaba malo. Pero lleva mucho rato. No sé. Y yo, coño, me estoy ahogando con esta puta tortita. Se ha hecho una pasta dentro de mi boca y no consigo que pase por la garganta. Mastico y mastico y nada, ni pasa, ni se deshace. Me están empezando a entras los sudores de la muerte. He bebido agua y ha sido peor. Era como cuando haces el cemento. A ver si me voy a ahogar de verdad.
Dios, esto puede ser una tragedia. Dentro de unos días, cuando alguien nos eche de menos, vendrán, tirarán la puerta abajo y se encontrarán con un panorama surrealista e histriónico. Este, sentado y apoyado en la mesa, muerto de la tos, con las vísceras por los suelos escupidas por la boca ensangrentada. La otra, muerta de un ataque de risa, con la sonrisa de oreja a oreja, literalmente. Reclinada en una silla, la mandíbula partida y colgando hasta pegar con el pecho. La del baño, con la cabeza metida en la taza y las piernas abiertas y estiradas con señales en el suelo de haber pataleado. Quizá resbaló mientras vomitaba y su cuello fue a parar al canto de la taza de baño. Y yo, tirado en el suelo, con la garganta hinchada y deformando exageradamente mi cuello, mis ojos saliéndose de sus orbitas y la lengua fuera, intentando escapar de aquel desastre.
Ya me veo en los telediarios: “la última cena, infortunio o masacre? Cuatro amigos encontrados muertos mientras cenaban. No se saben aún las causas, si se trata de algún ritual, un asesino en serie o un cúmulo de casualidades fatales. Se sigue investigando…”