jueves, 10 de abril de 2008

Tan sólo quiero uno

Una tarde más. Un día más. Uno igual a los demás. Quizá hoy suceda algo. Y espero. Un cigarro. Otro. Espero. Debería dejarlo, sí. Un día de estos. El teléfono no suena y el televisor está apagado. Hoy me acompaña la conversación radiofónica en la se cuentan sus vidas y sus sueños, sus proyectos, sus cosas. Me las imagino y las vivo con ellos, por ellos. Nadie me llama. Hoy hace un buen día para tomar un café, sí. Lo único que tengo a mi lado es el ordenador. No me gusta mucho esa manera de definirlo, demasiado imperativo. Bueno, echaré un vistazo, a ver que encuentro hoy, aunque sé que voy a mirar las mismas cosas que todos los días, las mismas páginas que ayer, las mismas fotos que antesdeayer. Y lo hago, claro. Y me canso, normal. Es hora de buscar algo que me alegre el día. Con qué poco me conformo y sin embargo, es tan difícil. Voy directo a mi correo, esperando encontrarlo.
Tan solo quiero uno. Uno que me diga algo, uno que no contenga ni fotos, ni videos, ni presentaciones, ni otras cosas que te envía alguien que se lo envió un conocido que tiene un primo que le enviaron unos ‘muy graciosos’. Nadie dice simplemente ‘hola’, ‘cómo estás’… nadie cuenta nada interesante ni te preguntan nada. Nada.
Tan sólo quiero uno, uno que me alegre el día, que me diga que alguien se ha acordado de mí, un poquito. Sólo eso.

16 comentarios:

solsolitoalumbrameunpoquito dijo...

Hola como estas?

Luca dijo...

Graias, bien.

Belén dijo...

Jo, que sosa soy, iba a decirte lo mismo... jajjajajajaja

Besicos

carlota dijo...

Me encantó esta entrada. Una vez leí en algún sitio que el hecho de que tus amigos te manden pps (por ejemplo) al menos indica que se acuerdan de tí. Bueno, yo, sinceramente, prefiero que me manden un simple hola. Me parece más personal, me alegra más el día. Y tengo, afortunadamente, quien lo hace. Y me recuerda a cuando no existían los ordenadores y te encontrabas en el buzón carta de tu amig@, esa ilusión era mágica. Ahora no hay que esperar a que venga el cartero, y sin embargo, a la gente todavía le cuesta dar señales de vida.
"Hola, Luca. Gracias por tu visita a mi blog. Me ha gustado mucho el tuyo, lleno de tentáculos, nada agresivos. Espero que tengas un buen día. Te mando una sonrisa :). Un abrazo!"

Luca dijo...

Ya no hay nada como una carta de un amigo, pero esto me sirve igual. Hemos perdido eso, aunque de esta manera, bloggeando, conoces gente nueva, que siempre es bienvenido.
Es verdad que al menos se acuerdan de tí (salvo cuando se lo mandan a todos sus contactos), menos es nada.
Gracias, entonces, por tu llegada.

circe dijo...

Los he leido todos pero este me ha llamado especialmente la atención....Yo hasta hace muy poco he sido de las pocas que seguia dando trabajo a correos; que escribía cartas, iba a comprar el sello, la echaba en el buzón y luego aguardaba nerviosa mirando cada día en el buzón de mi casa.....Qué pena perder eso....(yo, primera culpable) y sí....el mail......no es lo mismo pero es verdad....cada vez que abres el correo y ves..."5 mensajes" aún tienes la tonta esperanza (a veces se cumple,pero poquitas) de recibir uno personal, bonito,....y...todo son pps...de cadenas que te condenan....en fins...besos

Luca dijo...

Se ha perdido algo tan personal como tu escritura, tu propia letra.

En fin, adaptarse o morir.

Un besote.

Celia dijo...

No señor, no estoy de acuerdo. Este año he hecho analisis de conciencia y ya está bien de recibir solo mails en cadena y nada más, así que he recuperado mi costumbre de enviar felicitaciones por navidad, por correo obviamente y de enviar postales cuando estoy de viaje. Lo que más me ha costado ha sido recopilar las direcciones postales de mis amigos, los mails los tengo super actualizados.
Hola Luca! Me ha gustado tu blog. Volveré, si no es molestia.
Bso, hasta pronto!

Luca dijo...

Por favor, vuelve siempre que quieras.
Me alegro que mantengas esas buenas costumbres, no las pierdas. Pero por desgracia, la mayoría ya las perdió.
Un beso.

Alma dijo...

Tras tu visita, he venido a cotillear tu blog, me he parado en este post, cierto, no es fácil recibir correos personales, sin embargo a mí me gustan y lo hago, no todos los días, no, pero doy sorpresitas.
Un saludo,ya formas parte de esa alocada red de bloggers que voy conociendo. Hasta otra!

Besos salados

Luca dijo...

Me alegro de formar parte de ese club de locos, Alma. Cómo me gustan las sorpresitas, seguro que te lo agradecerán.
Un beso.

Kiri_dido dijo...

HOLA...pues yo me estoy leyendo todos tus post. A veces...a mi me pasa eso mismo que cuentas. Es raro, lo sé pero en esos momentos, no quiero llamar a alguien...quiero me llamen. Besos.

Luca dijo...

Claro, Kiri, eso es lo que queremos todos, pero entonces no nos ponemos de acuerdo nunca, jeje.
Un beso.

Romana Lopez dijo...

ya te mandare yo una postal desde la tosca ana.el seyo me lo debuelves que ago colecion.abrazos

titiritera dijo...

hola Luca. Ayer uno de los chicos que vino al blog me aconsejo que intentara leer los primeros posts de cada uno para hacerme una idea. Y tenia razon. No se porqué pero dicen mucho de cada persona. Entiendo lo que dices aquí. Se nos olvida a veces el interesarnos de verdad por los que nos rodean y luego nos quejamos. Como no quiero quejarme me voy ahora mismo a escribir unos cuantos correos de los de verdad ;D.

Luca dijo...

Pues no sé si tenía razón ese chico, Titiritera, supongo que al ser el primero intentamos presentarnos de alguna manera, la nuestra. Primero, quéjate todo lo que quieras, que para eso lo han inventado, jeje, y segundo, no tardes en escirbir esos mensajes, con un hola, qué tal? como mínimo.
Besos.