sábado, 12 de abril de 2008

Correr la vida

Acabo de venir de la fisioterapeuta. Parece buena chica pero me acuerdo de toda su familia cuando estoy con ella. Y encima debe de ser bueno. Debe de serlo porque me recupera de mis dolores. Ojalá todos fueran igual de 'fáciles' de quitar. Estos me los produzco yo mismo. Por alguna razón me gusta correr. Me voy por ahí y mi cabeza se libera. Algunos piensan que correr es aburrido, tan sólo y sin hacer nada más. Me gusta correr solo. Parece que tienes tiempo (demasiado) para pensar y darle vueltas a la cabeza, pero me relaja hacerlo mientras corro. Y es cierto que piensas, pero no sé si el movimiento de mi cuerpo me impide darle mucha importancia a cualquier cosa que no sean mis pies. Es posible que mis endorfinas liberadas alegren mi mente y mi cuerpo y me hagan un poco más feliz, más positivo. Eso es lo que necesito. Pero por desgracia hoy estoy destrozado, ya se sabe, la fisio. Tendré que buscarme otros medios. Algo encontraré.

5 comentarios:

carlota dijo...

Creo que es lo que buscamos todos. A mí me gusta andar. Y también el yoga y la meditación. Me vienen muy bien. Espero que encuentres lo que necesitas. Besos.

Luca dijo...

Cualquier cosa que nos haga un poco más felices, sirve. Y si encima, relaja... para qué más.

Besos en su tinta.

Kiri_dido dijo...

Pues yo envidio terriblemente a la gente que tiene esa disciplina de correr o hacer deporte. Yo sé que lo necesito pero soy muy vaga pero a mi manera, también busco lo mismo...ser feliz. Me conformo con poco, no quiero un yate, un jet privado...dicen que soy más simple que la tabla del 1...será:-).

Luca dijo...

Lo más sencillo es lo más interesante, Kiri, aunque no le damos la importancia que tiene. Los pequeños detales, las cosas pequeñas... ahí está el secreto. Uf, disciplina... más bien es necesidad, y eso no se lleva bien.
Un beso.

Romana Lopez dijo...

pues ala que el que busca encuentra.abrazos